domingo, 4 de marzo de 2012

y el tiempo vuela y el ser humano aun no...

Resulta y resalta que el tiempo se me ha pasado volando...

Enero, Febrero... y ya vamos en el tercer mes del año... aunque en vez de estar contando el tiempo debería de enfocarme en cosas más importantes como el hecho de que se me pasaron estos dos meses sin poderlos deleitar con mi clásico humor (si no me echo flores yo pues nadie...)...

¿Lo más relevante?, pues fue que es año bisiesto y no aproveche el hecho como para haber escrito ese 29 de febrero que no volverá hasta dentro de 4 años. Claro, si Dios nos presta vida y da licencia (dirían las señoras de rancho... aunque no deja de ser verdad)...

Mientras tanto tratare de ser más constante... lo triste de todo es que a cada rato tengo temas que tratar en este, mi espacio, propio mio personal, pero por "angas o por mangas" no me he dado el tiempo suficiente.

Y ya basta de lo mismo, basta de mis lamentaciones y disculpas por ausentarme (porque hasta yo me cai mal en este momento)... cada que abandono mi blog al volver escribo lo mismo, así que mejor pasemos a cosas más interesantes:
¿Por qué el tiempo vuela y el ser humano aún no?

Y no, no es chiste. Es en realidad una pregunta que me hago al reflexionar ( y de alguna manera verme filosófica de una manera muy chafa) el hecho de que desde antiguo nos ha consternado: el tiempo no se detiene, y por el contrario, a veces vuela ( al decir que vuelva me refiero a que se acelera, se va rápido...) y lo peor de caso es que cuado "vuela" es cuando uno se está divirtiendo y quisiera que ese momento durará más. Pero cuando te encuentras en una situación estresante, en una junta de trabajo aburrida y sosa... el tiempo parece que dice : NO, AQUÍ ME QUEDO, QUIERO VER COMO SUFRES...

Como la canción que dice: "Maldito el tiempo que se acaba cuando estoy contigo, maldito, maldito..." , así tambiém te maldigo yo, de repente, no siempre...

No queda más que disfrutar el momento y no pensar en el ayer, pero sí un poco en el mañana (tampoco quiero que se me vayan "de ocico" contra la vida, el tiempo y cualquier otra cosa que se le atraviese por quererse comer el mundo "porque el tiempo se acaba"), no digo que no disfrutes el momento, digo todo lo contrario pero recuerda que toda acción tiene reacción, osea que, mide tu intensidad porque ahora si que el tiempo, la vida, los momentos felices ( y tristes tambien, porque no) se van volando...

Mientras no se invente una máquina del tiempo seguimos el curso de la vida que es hacia adelante... y ya...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada