sábado, 8 de julio de 2017

No soy como debería ser.

¿Has llegado a la conclusión de que simplemente las cosas deberían de ser de otro modo?

Yo sí.

Muchas veces. 

Pero es como cuando era pequeña y renegaba de mis pecas (tengo pecas en la cara) porque eso era motivo de burla en la primaria. Me decían "chilindrina" o cosas como que tenía la cara manchada y sucia y así... cosas de niños, bullyng, ya saben somos chavos... jajaja...

La cosa es que con el tiempo me acostumbre, y las acepte. Hasta me gustaban, era como un rasgo propio, como algo que me hacía "resaltar"... digo, ya después se me olvido que las tenía y ahora de repente alguien me recuerda que tengo pecas jajaja...

Pero bueno, ¿cuál es el punto?  

El punto es que, hay muchas cosas que preguntamos ¿porque?, nos comparamos con los demás y decimos ¿porqué no soy o tengo lo de los demás? ... o simplemente, creemos que somos un defecto o que algo salio mal  cuando fuimos creados... pero no, todo tiene un porque... a pesar de lo que los demás puedan decir u opinar, todo depende de como lo tomemos. 

Podemos renegar, pero no hará que las cosas cambien o desparezcan así como si nada (mis pecas nunca desaparecieron), todo depende de como lo tomemos y lo enfrentemos, la actitud vaya...

¿Qué me dejo de enseñanza tener pecas y ser motivo de burla? 

Pues que los niños son crueles cuando ven algo diferente, o yo creo que todos somos así...
Pero la mayor enseñanza fue aguantar "vara", no todos apreciaran ni entenderán nuestra forma de ser o rasgos físicos en este caso, pero no por eso quieres decir que este mal. 

Eso sí, hay que dejar claro que hay cosas que si podemos cambiar. 

Rasgos de personalidad, vicios, costumbres... eso que no nos deja avanzar, o ser mejores, que por el contrario nos limitan... y cambiarlas por algo bueno, algo que nos deje aprendizaje, reflexión, no se... 

Sin embargo, cada quien sabe en que momento debe hacerlo. Seguro que cuando te llegue la señal de que es momento de cambiar lo sabrás...

Por que las personas, las circunstancias, el tiempo y el espacio se pondrán solos, porque Dios se vale de todo... y si estas atento y te das cuenta, seguro será el mejor de los momentos de tu vida. 

Por que todo pasa cuando tiene que pasar, porque aunque no lo creas todo tiene un porque, un como y un para que... vas a ver.

Y sí, va a doler, pero valdrá la pena. 

domingo, 11 de junio de 2017

Presente, pasado y futuro

Me acuerdo que en la primaria me enseñaron a conjugar los verbos, o sea la acción dentro de una oración. Después en la secundaria le agregaron más tiempos: copretérito, pospretérito…
Luego que o era indicativo o imperativo o prefecto o imperfecto… y total un enredo. En lo personal, la materia de Español me gustaba… como que tenía una fascinación por las palabras y como debían usarse…

Recuerdo que una vez le pregunte a la maestra de redacción en la Universidad que si el hubiera en que verbo estaba conjugado o que onda con eso… sobre todo porque la frase “el hubiera no existe” era tal cual porque no existe o porque era más por las cosas que no hacemos y luego pensamos que las queríamos hacer… y la verdad, ni me acuerdo que tanto me dijo, pero según que esta en PRETERITO PREFECTO SUBJUNTIVO… y pues, que ganas de complicarse la vida.

¿A qué voy con todo esto?

Existen tantos tiempos, modos y la madre… yo creo que por eso terminamos complicándonos de más en cosas que pues, no valen la pena. Y hablo porque se de eso, y tal vez lo sigo haciendo pero intento diario cambiarlo.

EL PRESENTE ES LO ÚNICO QUE IMPORTA

Seguido me pasa que a veces veo una persona conocida, y al verla o me cae bien o me cae mal… creo que es inevitable y a todo mundo le pasa. Pero, cuando te cae bien no hay problema, y de hecho si te cae muy bien, en un principio te interesa platicar con la persona, conocerla más… y de repente llega un punto en el que como crees que ya la conoces, la vez y poco a poco pierdes el interés de acercarte y platicar porque CREES que ya no hay más que saber de esa persona, te estas atando al PASADO, a un pensamiento o idea de alguien que crees que ya conoces…  y así, un día, esa relación se enfría o se pierde entre todas las demás… hasta que conoces a una persona nueva y atrae tu interés (por ser novedad) y al tiempo vuelve a pasar lo mismo…

Con el tiempo he aprendido que esto es por creer que el PASADO es real. Fue real, cuando fue PRESENTE, pero ya no. AHORA tú presente es este momento.  La persona con la que estas,  que crees conocer, ya no es la misma de hace meses, y pasa lo mismo con tu persona.

 Creemos conocer a la persona por su pasado, no por su presente… SU PRESENTE, ES EL RESULTADO DE SU PASADO… pero LA PERSONA DEL PRESENTE es la que tienes ahí en ese momento, la que puedes disfrutar y conocer mejor…

Ahora, si la persona que crees conocer por lo que fue, por las veces que coincidieron en algún punto de su vida, te cae mal… ahí es PEOR, porque ni siquiera te interesa acercarte a saludar… te cierras totalmente atándote a un PASADO totalmente inexistente… por pensar cosas que a lo mejor alguna vez te hirieron y te quedas amarrado a eso.

Quiero aclarar, que no es fácil, a mi todavía me pasa. Pero luego reflexiono y digo: EN REALIDAD NO SE NADA DE LA PERSONA MAS QUE ESO MALO QUE RECUERDO… tal vez me estoy perdiendo de una buena platica, compañía o momento… o tal vez hasta una de las mejores amistades que pueda tener… QUIEN SABE. Lo difícil es vencernos y decir ORALE,.VA… porque es difícil desprenderse de lo que ya fue.

Peor cuando nos atamos al futuro. Por ahí leí que de ahí viene la ANSIEDAD. Nos adelantamos a los hechos, imaginamos posibles cosas que aún no suceden, situaciones… y de estar pensando en eso a veces o casi siempre DEJAMOS DE HACER COSAS que queremos hacer, por pensar en todo lo peor, sin atrevernos, sin dejar que las cosas pasen como tengan que pasar… POR MIEDO A QUE TODO SALGA MAL… claro, hay que medir que tan malo puede ser. Si tu PENSAMIENTO FUTURO es que vas a hacer el ridículo, NO TIENES NADA QUE PERDER.

Me pasa, pero en mi caso, no me gusta quedarme con la duda de que hubiera pasado si hubiera hecho tal cosa…  prefiero siempre hacerlas.

También, nos perdemos de personas y momentos. Por miedo al rechazo, por creer que vamos a caer mal, por mejor evitar todo eso y seguir como estamos… porque es más fácil, porque estamos “bien” aunque podamos estar mejor… porque es fácil quedarnos en la zona de confort.

Aprender que el PRESENTE es lo que realmente existe y disfrutar cada el momento como el primero. ¿Por qué? Porque si pensamos que es el último nos vamos al extremo y caemos en el error de creer que no volverá a pasar… en cambio, si es el primero, si aprendemos a disfrutar cada cosa como la primera vez (cuando comes algo por primera, o ríes por primera vez o experimentas cualquier cosas por primera vez) es como volver a vivir y conocer ese sentir. Es siempre dejarse sorprender por lo que pueda pasar en ese momento, sin comparar ni pensar con un pasado: “LA PASE MEJOR CUANDO HICIMOS TAL COSA” , dejando de disfrutar el presente.

Tener la capacidad de disfrutar una canción, un amigo, un momento como el primero. Creo que ahí yace la felicidad.

Se que no es fácil, pero hay que intentarlo. Claro, no digo que hay que dejar de tener memoria y hacer las cosas a lo pendejo, no. Se trata de no atarnos… aprender de lo vivido pero no quedarnos en lo que paso, si no decir YA SE QUE PASA CUANDO HAGO ESTO, YA NO LO HARÉ, Y CUANDO DEJE DE HACERLO Y EL RESULTADO SEA DIFERENTE, SERÉ FELIZ COMO SI LO MALO NUNCA HUBIERA PASADO.


De igual manera con el futuro. Dejar de hacer las cosas porque ya hicimos algo que no nos funcionó… no… hay que arriesgarse a volverlo a hacer, pero ahora como la primera vez, sabiendo que fue lo que no sirvió y cambiarlo. Y si no funciona otra vez volverlo a hacer… siempre cambiando lo que creemos que no funciono, pero sin pensar que el resultado siempre será NEGATIVO, porque aún no ha pasado. 

Disfrutando de un elote como si fuera el primero de mi vida.

sábado, 3 de junio de 2017

Como aire fresco

Cuando llegan nuevas personas a tu vida te das cuenta que no esta tan de la chingada todo.
Oh bueno, hace mucho que no me pasaba.

Se me había olvidado lo que se sentía hacer nuevas amistades, digo… llega una edad en la que no todo mundo está dispuesto a… por equis razones o circunstancias de la vida, entonces de repente se pierde esa habilidad de crear nuevos lazos con personas nuevas…

Será que todos o la mayoría nos ponemos cierta armadura o ya nos da flojera como que agregarle más gente a nuestra vida o mejor ya nos acostumbramos a quienes tenemos… o no se que sea… la verdad tampoco me voy a poner a descubrir el hilo negro del asunto…

Pero bueno, lo que quiero decir es que, a veces por estar así sin la disposición de abrir la puerta de nuestra amistad a gente nueva, nos podemos perder de muy buenas personas… la neta…

Es como cuando vas a comprarte una nieve, en mi caso de vainilla siempre o limón… me gustan esos  sabores desde siempre… y se a qué sabe cada uno y aunque hay 100 sabores más, no me atrevo a cambiar esos sabores debido a que ya se como me hacen sentir, pero me estoy perdiendo de un cookies and cream o de un chocolate o de un fresas con crema o equis sabor… solo por el miedo de conocer, digo, el sabor limón y vainilla  puede que en determinado momento de mi vida me deje de agradar porque uno crece y cambia… pero hay más sabores y si uno nomás no, hay otros… y no pasa nada…

Luego te atreves y pruebas uno, y después te enteras que trae muchas cosas a tu vida … por ejemplo el chocolate que tiene muchos beneficios en la salud de las personas.
Y bueno, a fin de cuentas se trata mejor de solo vivir el día a día con lo que trae y quienes trae… todo mundo lo decimos, lo leemos, lo repetimos, pero se nos olvida…


Y ya se me olvido como quería cerrar el tema…  ya saben, equis somos chavos. 

miércoles, 31 de mayo de 2017

Escribir algo profundo

Traía la idea de escribir sobre un tema en especifico pero no, mejor no. 

Lo dejare para otro día, debido a que es uno de esos tema profundos que seguido se me vienen a la cabeza y estoy piense y piense... y pues, no tengo ganas de pensar tanto.

Hoy quiero ser superficial. Hoy quiero hablar de algo irrelevante pero a la vez entretenido. 

O mejor no habar de nada. 

¿No les pasa que hay momentos en los que se quedan viendo a la nada y estando así se sienten como en un estado de paz? 
Bueno, no se si sea estado de paz, pero están como en "modo ahorro de energía"... estamos y no estamos... 

Y precisamente de eso quiero escribir en este pequeño texto. De estar y no estar.

Porque cuando estamos y no estamos no disfrutamos donde estamos. O sea que, si estás aquí pero estás pensando en otro lugar, en otra cosa, en otro día... se te esta yendo este momento, el cual ya no sabes ni donde estas ni que paso ni nada de nada... 

Estamos pero no estamos. Es como cuando dices que alguien es muy importante en tu vida pero nunca le habas, nunca la buscas, porque esperas que esa persona te busque y te hable... entonces están y no están,, o algo así... creo que ya estoy divagando. 

Y es que, en este momento creo que estoy escribiendo pero a la ves no lo estoy. 

Será que simplemente me dieron ganas de hacer como que estoy tocando un tema importante que no lo es. 

Mejor, hoy solo quiero sentir que estoy escribiendo por escribir, por costumbre, por no perder la practica y sobre todo, por pretender que soy profunda ahora mismo, pero no lo soy. 

Ser por ser, estar por estar, vivir por vivir... o mejor, ser por estar, y estar por vivir...

En una sola frase: vive el momento y sobre tu espacio haz que la vida se vaya despacio. 

Lo siento, el pop noventero siempre sera influencia en mi vida, aun en lo más profundo y aun en lo más banal. 

Saludos. 

lunes, 22 de mayo de 2017

Lo que me quita La Paz

Ayer me sentía feliz. Hoy cuando me levante lo hice con mucho ánimo... bueno no tanto pero si algo. 

De hecho el día fue bueno, en general. Hasta sabiendo que las cosas se podían poner mal decidí seguir con actitud positiva.... de repente me deje llevar por el estrés mental que me ando manejando pero todo bien.

De un momento a otro ya lo había perdido todo. 

Me transforme y me quería madrear a alguien. Perdí La Paz.

Y, aunque no logre llegar al final del día así como lo empece, en paz, me di cuenta que otra vez deje que me afectara de más algo que me pasó. 

Pero mañana será otro día y aunque no controle lo que pase todo lo externo a mi, sé que mañana tengo otra oportunidad para evitar otra vez perder La Paz.

Y si la vuelvo a perder... siempre tendré otra oportunidad, hasta que un día deje de perder la paz... y cuando eso pase sabré que cada día me fui preparando para ese momento.

No hay pedo lo pago. 



domingo, 21 de mayo de 2017

Las cosas que pasan porque tienen que pasar


No se si han sentido en algún momento de sus vidas, cuando pasa algo, que paso cuando tenía que pasar. Pero es inevitable pensar por qué no pudo ser antes, o que onda… pero entre más la piensas confirmas que llegó o pasó cuando tenía que ser.

En lo personal, la frase de “los tiempos de Dios son perfectos” no me encanta, y de hecho a veces hasta se me hace como muy choteada,  pero no deja de ser algo cierta… claro que aplicándola como debe de ser, no como pretexto o una explicación chafa de lo que nos pasa.

Me ausente un poco de aquí, fue por eso de lo que estoy hablando. El último mes, además de estar ocupada en cosas del trabajo, empezaron a pasar cosas que tenían que pasar. La verdad no voy a escribir que cosas, pero si quería expresar esa sensación, de que de algún modo Dios se hace presente, cuando menos lo esperamos, cuando más lo necesitamos y sobre todo en el momento justo, ni antes ni después.

Ya sea que abrá tu mente, te mande una señal por medio de algo o alguien o simplemente te caiga el “veinte” de las cosas.

Así, de este modo y con este bonito mensaje quiere decirles que estén pendientes en su día a día… cuando menos lo piensen verán porque las cosas pasan justo hoy, no ayer ni mañana… hoy.

Así como dijo Fox, HOY. 

Esta foto es porque me gusta y ademas ese paisaje recuerdo que me gusto mucho, espero volver algún día. 

miércoles, 12 de abril de 2017

¿A qué venimos a este mundo?

Yo creo que todos pensamos en eso... ¿a qué vine a este mundo? ¿cuál es el motivo que me hace seguir en este vida? ... más cuando vemos tantas cosas, cosas increíblemente malas, guerras, muertes sin sentido, asaltos, robos, pobreza... parece que nada tiene sentido...

Y no, no escribo esto para deprimir a quien lo lea.

Pero creo que venimos a este mundo a ser felices.

Lo malo es que se nos olvida.


¿Pero es todo lo que escribiras Fátima?

No.




Continuará...

martes, 28 de marzo de 2017

Las estupideces del internet

Demasiado contenido basura se encuentra una por estos lugares…

Lo peor de todo es que mucha gente toma por real la información basura. Por ejemplo, no soporto meterme a youtube y me sugieran videos de “Yuya se va a casar” o “Sergio Mayer Jr. se retira de la música” o “Galilea Montijo le hace el feo a Andrea Legarreta”… ¿a quién chingados le importa eso?
Es más, mi blog es basura… no dice nada interesante ni relevante pero no ando anunciando tontadas ni vendiendo mi blog como si realmente aportara cultura…

Por mi Yuya, Sergio Mayer Jr, Galilea y la Andrea Legarreta se pueden ir mucho a chingar a su madre.

Además de chismes pendejos de farándula, también hay cierto contenido basura con datos totalmente irrelevantes como: los 10 más guapos de youtube, el argumento que gana todas las discusiones, o cualquier pendejada de playground…

Pero lo que más me causa cierta aversión, son los títulos pendejos que le ponen a notas sin relevancia pero parece que sí, solo para que caigas y le des clic al enlace y crear tráfico, por ejemplo:

“Estaba cenando con su novia y no imaginaras lo que paso después”
“Tenía 30 años sin ver a su madre, su reacción fue inesperada”
“Mato a su hijo sin darse cuenta, hizo algo que todos hacemos a diario”

Mamadas.

Y ahí estamos todos entrando al enlace para terminar leyendo una pendejada.

Así que si tú eres de esos imbéciles que hacen cosas de este tipo, quiero decirte que nadas más nos falta un puntito, pero no queremos entender, no pego, no empujo, no grito que me avientan que no entienden eso, pues menos van a entender esto.


No se que IQ tengo, no importa y adiós, soy una persona normal. 

jueves, 23 de marzo de 2017

Una buena platica


A veces hace falta.

Convivimos a diario con diferentes personas (o con las mismas), a veces las pláticas son pura babosada… o bueno, cosas superficiales…

Rara vez ahondamos en temas más profundos, o mínimo en cómo nos sentimos. Yo creo que son pocas las personas con las que logro entablar una comunicación así, como esa conexión o click… o confianza… como le quieran llamar.

Tal vez no hace falta sensibilizarnos un poco más y dejar que las personas sean libres (y nosotros también) de expresarse como gusten y lo que gusten compartir sin temor de ser criticados o de estar involucrados en un chisme.

Está padre. Cuando logro tener conversaciones así me dejan como con un “buen sabor de boca”, una sensación agradable.

Estaría bien al menos una vez a la semana o al mes, tener una buena platica… donde ambas partes se sientes enriquecidas por lo que comparten. Casi siempre olvidamos nuestro lado espiritual y nos alimentamos de pura banalidad…

 Tal vez todo se trate de tener empatía y practicarla. Seguro la persona que menos esperas es la que resulta más enriquecedora para ti… no hay que subestimar a nadie, todos tenemos una historia que contar y compartir con quien se deje.


Anímate a una buena platica con alguien, y si hay de por medio comida, mejor. 

domingo, 12 de marzo de 2017

La inseguridad es peligrosa


Sí, todos lo sabemos.

La inseguridad es la principal razón de tantas cosas peligrosas y feas que pasan. Si hubiera más seguridad, seguro habría menos agraviados por falta de esa seguridad… porque estaríamos seguros de que estamos seguros, a salvo… o como le quieran decir.

Y es que cuando se habla de seguridad pública, queremos que esta sea cierta y poder salir a la calle sin temor a pasar por algo desagradable, trágico o peligroso…

Pero cuando hablamos de seguridad propia, si carecemos de ella es posible que no nos lleve a nada bueno. Porque si tenemos miedo de ser quienes somos y que nos quieran por como somos, seguro eso es inseguridad…

Cuando dudas de una relación, y esa inseguridad convierte la relación en algo no seguro para tu pareja… inseguridad lo que probablemente derive en problemas innecesarios, violencia física o psicológica… para ti, tu pareja o ambos…

Lo que sí ya no se, es si cuando la inseguridad en una pareja causa problemas de violencia en la vía pública y terceras personas salen afectadas, ya se convirtió en inseguridad pública…


Porque nada nos asegura nada, seguro. 

martes, 28 de febrero de 2017

Lo que hace la diferencia…


Me desperté, sentía un cosquilleo en la garganta.

Medio adormilada y aletargada, recordé entre sueños haber escuchado un estornudo. “chingado, ya me enferme”, pensé.

Así estornudo el pendejo.

El día apenas iba empezando. Había tomado un vuelo muy temprano hacía Monterrey, casi no había dormido y pues, me sentía un poco mal. 

Por ahí de las 8:00 de la noche, estaba esperando mi vuelo de regreso. Ya no solo era un cosquilleo, era un ardor molesto al tragar saliva. El vuelo venia retrasado de la Ciudad de México “que raro”, pensé.

Estaba cansada, harta, con el cuerpo cortado y me dolían los pies. La sala del aeropuerto estaba llena, amablemente (lo más que se podía a esa hora y con dolor de cabeza) preguntaba por los asientos que tenían mochilas y cosas en ves de personas sentadas. “¿Está ocupado?” en son ameno y jovial… “Sí…” era la respuesta.
Para la tercera persona, estaba a punto de madrear a alguien, cuando por fin, encontré un asiento libre. No mochilas ni bolsos con complejo de persona.
El cansancio cada vez era más, ya ni tragar saliva podía sin sentir dolor. “Mátenme porque me muero” pensé.
Era medianoche, por fin estaba en cama. Morí por varias horas, ojala jamás hubiera despertado.
Al despertar la cosa estaba peor. Sabía que no sería mi mejor semana, sabía que por mucho, estaba jodida.

“Chingado” pensé.

Si aquel que estornudo como si no hubiera un mañana se hubiese tapado el hocico... si aquella persona hubiese tenido conciencia, no  habría cagado mi semana.
Ahí, de la peor manera comprendí, que las pequeñas cosas hacen la diferencia.
Tal vez si aquel se enterara hasta donde llegó su acción, o más bien, su no acción… si supiera, solo si supiera tal vez, a la próxima aprenda que sus pinches estornudos puede provocar mucho, con tan poco.


Siempre hay pequeñas cosas que hacen la diferencia. 

domingo, 26 de febrero de 2017

Ser buena persona

Y es que hoy en día, más que una virtud o una cualidad positiva, pareciera que es de pendejos.

¿Cuantas veces no hemos escuchado (al menos yo sí) la frase de "es que es tan bueno que cae en lo pendejo"?

Triste pero cierto.



¿Por qué es triste? 
Pues porque nos quejamos de que ya ni hay gente buena, pero cuando nos topamos con una, no valoramos. Es más, creemos que es de ingenuos y que deben "malearse" para que los demás no se aprovechen de dicha persona. Pero, ¿en qué momento se convirtió en algo malo ser bueno?...

Y es que está frase nunca había tenido tanto significado como ahora para mi. No es que me considere buena persona, pero viviendo en la Ciudad de México, cualquier gesto de debilidad (sí, ser buena persona puede considerarse debilidad) es oportunidad para ser victima de algún malandrin, de esos que casi no hay acá...

Resulta que, es muy común ir caminando por la calle y que alguien te hable, ya sea con un "güerita" o "amiga" o lo que sea... a mi me han enseñado que si te hablan pues, atiendes por educación ¿o me equivoco?... he ahí el problema.  Mal volteas y ya te están queriendo vender algo, te quieren marear con alguna historia triste o simplemente pedirte dinero, así a la descarada... y es que, ya no sabes si de verdad quieren ayudar o te están distrayendo para robarte o hacerte algo.

He sabido muchas historias, sobre todo en el trasporte público... no falta el que te pide dinero, en una cooperación voluntaria, o sea que saques el dinero por las buenas y no por las malas... o el que finge alguna discapacidad para que te apiades y pedirte "un billetito, que al cabo no te hace falta"... ¿cómo sabe?. Los que te piden completar "pal pasaje" pero no sabes si con esa cara de sufrimiento y el verbo que se sueltan están haciendo tiempo para que alguien llegue y te arrebate tus cosas... así que mejor, pasar de largo...

Y es que mientras sea verdad o mentira que están pidiéndote ayuda, lo mejor será (por lo pronto) ignorar, y no por falta de "bondad", si no por miedo, ya que por  "ser una pendeja" y tratar de ayudar, te llegue a pasar algo.

Es que en está gran ciudad, ya no sabes ni con que te vas a encontrar cada que sales a la calle, ni que es verdad ni que es mentira... que aunque no lo quiera, poco a poco he ido perdiendo esa sensibilidad, no por mala persona, si no como un modo de sobrevivir...

Y mejor que digan "más vale aquí corrió que aquí quedo... por pendeja".

miércoles, 15 de febrero de 2017

Ser único y original, ya no es original.

A propósito del pasado 14 de febrero, día de San Valentín y tomado como pretexto para festejar el amor y la amistad, me di cuenta de todos los que ahora se quejan de la "mercadotecnia", tachando de ser un día en el que los consumistas caen en la "trampa" del consumismo y que solo los seres superiores han logrado darse cuenta y han dejado de celebrarlo...

Por alguna extraña razón fueron más que otros años, tal vez se han descubierto a si mismos en un mundo libre y han tenido un despertar espiritual...

Digo, me imagino que es por eso y no porque no tienen pareja, o porque son unos odiosos que dicen no importarles el día pero el fondo desean que algún amigo les diga algo lindo, pero ellos no están dispuestos porque no caerán en el juego...  también me imagino que en navidad no regalan nada ni esperan regalos y mucho menos van a posadas porque es un juego de la mercadotecnia eso de comprar piñatas y tamales ... espero que tampoco celebren los cumpleaños, porque comprar pasteles y velas es contribuir al marketing que es puro consumismo...

Pero ya en serio, no tiene nada de malo en darle un detalle a alguien ese día. Si quieres hacerlo hazlo y si no, no lo hagas y ya. Sinceramente a nadie le importa lo que opines sobre un día en el que si quieres gastar y contribuir al consumismo es muy tu problema... igual si no lo quieres hacer...

Lo más probable, desde mi punto de vista, es que solo quieran llamar la atención. Pero hay mejores maneras de llamar la atención, como concentrar sus fuerzas y ganas de chingar, canalizándolas ayudando a alguien, en lo que sea, pero haciendo algo... ¿porqué no mejor si odias tanto este día pues solo te callas y dejas de afectar el entorno con tu mala vibra?

A mi la verdad, el día me da igual... sí, envíe algunos mensajes y a otras personas solo las tuve presente en mi cabeza pero... ¿tengo que gritarle al mundo mi manera de pensar "única y diferente"?

Me acuerdo cuando era joven y rebelde,  creía que yendo en contra de lo establecido me veía muy en la onda, muy "acá"... luego creces y te das cuenta de toda la estupidez que eres capaz de emanar... pero bueno... cada quien.

Solo hay que tomar en cuenta que al buscar y esforzarse por ser una persona única y diferente, terminas siendo lo contrario.

Analizate, en el fondo estar en contra de algo que no nos afecta es por algo más allá de lo que creemos saber de nosotros o del tema... o algo así...

Seamos felices, demos de nosotros a los demás, y si no lo aceptan muy su pedo.

Amor no es andar abrazando a todo mundo y regalando madres, amor es (por mínimo) no jorobar a la gente que te rodea, son acciones de empatía, caridad, reflexión, paz... si no quieres compartir una paleta no pasa nada, pero si quieres dar chocolates pues dalos... no te reprimas, tu, que estas leyendo esto, estoy segura que en el fondo esperabas un chocolate... una llamada, un mensaje... pero en vez de esperarlo, pues ¡mandelo!, seguro hay alguien esperando algo de ti (no, no tiene que ser material)...

Y en lo que respecta a mi, no se preocupen, estoy bien.

Jajajajaja.

lunes, 6 de febrero de 2017

La frustración en carne viva

Me causa mucha frustración el según yo tener muchas ideas de las cuales escribir algo, o armar mi rutina (para el curso de estoy tomando de comedia stand up) pero a la mera hora no tener como plasmarlas o saber que no son tan buenas como parecían cuando se me ocurrieron...

Es todavía más desesperante que cuando menos quieres la ideas, vienen solas... pero de nada me sirven en ese momento y se me olvidan...
Lo peor es creerte bien creativa y quererlo demostrar y a la mera hora estas en blanco y quedas como imbécil... pasmada.

Pero dicho esto, puedo enfocarme a hablar de la frustración que sentimos en cualquier momento de nuestra vida. Pero para empezar ¿que es la frustración?

La frustración de una imagen.


 ¿A qué nos referimos cuando decimos que estamos frustrados?

Bueno en mi experiencia, creo que es el sentimiento de saber que pudimos o podemos aun, hacer algo pero no lo logramos. Es como el quedarse en el ya casi pero no. Como cuando sabes que si hubieras puesto un poquito de más empeño en algo lo habrías logrado, pero te lastimaste la rodilla y ya no lograste tu sueño o anhelo (profesional o personal... como sea).

Pero también hay otra frustración parecida, o al menos creo que la he vivido y la diferencio de esta que ya mencione. Esta otra, es más del tipo de querer hacer algo pero sabes que es físicamente  imposible pero realmente quieres hacerlo. Aunque las posibilidades son nulas y sabes que jamás será pero precisamente eso es lo que te frustra: ¿porqué no?... pero de verdad es un ¡¿¡PORQUE NO!?!

Sería como la doble frustración de saber que habrías hecho tal cosa de no ser porque te chingaste la rodilla pero es peor aun porque sabes que ya nunca lo podrás ser por precisamente esa rodilla...

Sin embargo el sentirnos así, no quiere decir que sí tengan que ser así las cosas. Es como sentir eso, y después dentro de tí saber que los límites no son tan grandes como parecen y terminar haciéndolo... o aceptar las cosas si es que en realidad SÍ ES ALGO IMPOSIBLE, como por ejemplo, volar.

Espero hayan entendido y si no, pues me vale. Saludos.

domingo, 29 de enero de 2017

Del tingo al tango a diario

Es domingo.

Siempre los domingos en la noche siento algo raro, como que no quiero que sea lunes, como si tuviera 9 años y sin haber hecho la tarea (ni tampoco buscar hacerla) temiendo ya el regaño del maestro o maestra...
Por ahí leí que es normal y que a casi todo mundo le pasa. Que es como un recuerdo que se queda en el subconsciente de esa etapa escolar, que causa como cierta depresión... o algo así, no crean mucho.

No se si sea verdad pero yo creo que todos estamos de acuerdo en que sería mejor un día más de descanso.Pero ni modo.

Mañana es lunes, después martes, miércoles, jueves y viernes otra vez.  Y así será eternamente hasta que alguien se le ocurra cambiar la manera de llevar la cuenta del tiempo y los días...mientras tanto, viviremos en esta rutina semanal, mensual, anual, ciclica...
Y tal vez suena de flojera, y piensas (como yo pensé muchas veces) nunca caeré en la rutina, "mi vida será siempre divertida" y la madre... pero la mera verdad es que es inevitable.

No es que me haya resignado a llevar una vida rutinara. "aburrida", solitaria, sumida en la depresión... no, no es eso... es más bien disfrutar cada día y cada momento. Es saber dominarnos y no dejarnos llevar por el primer pensamiento o el primer indicio de soledad... o de que la vida se nos va en nada...

Haz cosas diferentes. aunque tengas flojera, aunque digas  "no tengo dinero", aunque pienses cualquier cosa por no hacerlo, por miedo o por lo que sea. Es más fácil quedarnos en esa situación que buscar hacer algo. Es más fácil decir "mi vida es aburrida" que buscar que al menos sea por un momento interesante.

Vayamos a lugares que nunca iríamos (eso sí, tampoco se trata de jugarle al chingon y poner en peligro la vida,...), hacer cosas que nunca haríamos, comer cosas que nunca comeríamos... aunque por una vez cambiemos nuestros gustos, con eso ya tendremos para contar una historia o para sacar platica...

Pide un mojito en ves de una cerveza...
Come quesadillas sin queso (aunque todos sabemos que deben tener queso)...
Tomate un frappé en ves del mismo café americano de siempre...
Canta en un karaoke aunque cantes de la chingada...
O mínimo lee un libro... el que sea... de lo que sea...

Y así, aunque andemos del tingo al tango y pensemos que la vida se nos va haciendo lo mismo, por lo menos cada que le variemos a pequeñas cosas, sentiremos la sensación de probar y ser novedosos , aunque estos cambios sean minimas...

Ya si no te gusta pues vuelves a lo mismo. ¿pues que? no pasa nada.

Pd. también es bueno de ves en cuando, pensar y reflexionar lo que hemos hecho y queremos hacer en nuestro día a día, ya sea para mejorar o entretenerte media hora al día... digo, como tip.