viernes, 24 de agosto de 2012

De vuelta a clases

Estaba leyendo un artículo sobre los útiles escolares y el regreso a las escuelas de todos los estudiantes mexicanos en general... por las fechas pues...
Este artículo trataba sobre la compra de útiles escolares y en lo personal me dio mucho coraje. Ya se que ni la debo ni la temo y no tengo que comprar útiles escolares para nadie, pero  me parece absurdo la lista "oficial" de lo que el niño necesitará durante todo el año escolar (ojalá...). 
Es ridículo que pidan esa lista, cuando para algunos (o la mayorías... o tal vez ¡todos!) sale bastante caro adquirir tales cosas... empezando por la mochila, que a veces por no ver  a los niños jorobados de tanta cosa que traen cargando (ahora si queda el "como me joroba la escuela") algunos padres (los más pudientes) optan por la mochila de rueditas. De ahí, pasamos a cosas tan ridículas y que nunca usamos como el abaco... de verdad a mi nunca me enseñaron a usarlo y yo creo que durante la primaria tuve 2 o 3 abacos diferentes, les escupo por pedir eso.

Cuadernos, lápices, plumas, colores... ¿paquete de hojas blancas?, me parece abuso porque, ¿qué hará cada niño con un paquete de hojas blancas?, para empezar, deberíamos de inculcar el reciclaje (con eso de que nos estamos acabando el mundo... pero hablaré de eso después) y el pedir un paquete de hojas blancas a cada niño aparte de ser más gasto, me parece inútil... yo creo que las escuelas aprovechan para también hacerse de su papelería, les escupo también por eso.

Entre la lista también está: libro "Destreza Mágica" y medio litro de pintura vinílica... sinceramente ¿piensan poner  a los niñas a pintar? ¿qué pasa?... ¿será para alguna actividad didáctica que le deje algo a nuestros niños mexicanos?, ojalá... porque el conseguir ese libro y su medio litro de pintura le da un golpe a la economía familiar, a los padres que lo hacen por darles una educación a sus hijos (educación que si es PÚBLICA no debería de ser un sacrificio tan grande para las familias el que los niños puedan ir a la escuela). El librito "Destreza mágica" no dudo que sea excelente apoyo para la educación mexicana, pero pienso y es mi humilde opinión, que antes de que los niños deban adquirir este libro, deberían de tener una lugar digno, maestros preparados y con vocación para lograr que en México la educación sea de calidad.... bueno, tal vez opino sin saber mucho como está "el rollo" ahorita con las escuela oficiales, peor no creo que haya cambiado mucho a cuando yo era una niña estudiante.

El colmo es pedir material de limpieza, de verdad ¿ni para eso les dan en las escuelas?... No ching*n, gobierno: por favor deja de jod*rte tanto dinero y minímo "saca" para los trapeadores y escobas....

Y así, podría irme escribiendo y escribiendo sobre lo mismo, pero no creo que pase nada (como siempre)... 

Pero para no quedarme con un mal sabor de boca, tenemos el consuelo de que si nomás pidieran productos de limpieza en las escuelas, ¡el gasto sería mucho menor que los útiles!,  propongo entonces pidan puros productos de limpieza, les enseñamos a nuestros niños el uso de cada uno y ... listo, ¡ya tenemos a nuestros futuros conserjes e intendentes del país! ... ¡nos ahorramos miles en útiles escolares obteniendo el mismo resultado ...!

Nota: Respeto totalmente el oficio de la limpieza, sin embargo repruebo el sistema de educación básica de este país, donde ir a la escuela es casi la misma que dejar de ir (desgraciadamente).

En fin, ya me voy bye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada