miércoles, 26 de agosto de 2015

Sentirse ansiosa y no saber porque

Hoy quise retomar el hábito de escribir en este blog. Hubo un tiempo en el que tenía la costumbre de contar cosas que me pasaban y compartir anécdotas e historias, a veces chuscas y otras  no tanto.

¿Por qué lo hacía? no lo se, pero era divertido, creo.

Aunque este blog se quedó intacto, inmóvil, detenido en el tiempo... mi vida siguió su curso. Tantas historias, anécdotas, vivencias, etc. que no escribí. Tantos momentos que no plasmé.

Sin embargo, todo eso me hizo llegar hasta este punto de mi vida en el cual me di cuenta que quiero darle algo de mi al mundo, un poco de mi historia, un poco de mi ser y un poco de mi visión del mundo.

Tal vez este post sea confuso, creo que no estoy utilizando las palabras correctas ni en el orden que debería, pero la idea está. Me disculparía pero no. Debe entenderse que hace mucho no escribía de este modo y creo que me encuentro oxidada.

Me ejercitaré, poco a poco.

Visíteme constantemente, aquí estaré, desde mi asiento frente a mi computadora, compartiendo un poco de mi, un poco de todo lo que tengo que decirle al mundo, pero aun no se bien por donde empezar.

Léeme que aquí estaré escribiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada