miércoles, 23 de septiembre de 2009

Otro año.

La semana pasada fue mi cumpleaños. Fue como otros años: felicitaciones, abrazos, buenos deseos y uno que otro regalo, nada fuera de lo común.

Lo feo del caso es que tengo que agregarle un número más a mi edad y eso a veces, sólo a veces, me perturba. Cuando era chica quería ser grande y ahora que soy grande ya no quiero ser más grande, por que más grande me ire quedando sorda o sin vista.

Bueno exagere un poquito, o más bien como dicen por acá, ahora si que "Ni al caso tu comentario".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada