sábado, 10 de enero de 2009

Cuando "ruge la buchaca"

Creo y quiero pensar que es normal que de vez en cuando nos "ruja la buchaca" o sease, que nos huela la boca o nos apeste el ocico...

Sé que es feo pasar la vergüenza de hablar y que la persona con la que estas entablando la conversación cara a cara y frente a frente, arrugue la nariz y sienta que ha perdido el sentido del olfato y se convierta en un momento tenso; más tenso aún que tu te des cuenta y solo te rías y que la otra persona nada más se voltee; pero creo que es más feo que te digan QUE ASCO TE APESTA EL OCICO, aunque creo que ya depende de cada quien.

Hay personas en las que ya es caracteristico el peculiar olor que su boca emana, hay otras que despúes de que les dijeron que les rugía, decidieron hacer algo y ahora gozan de buen aliento y pareja con planes de boda (digo no tanto así, pero uno nunca sabe si es por eso que no ha tenido suerte en el amor). No se si hayan visto escenas "románticas" o "de cama", donde la pareja despúes de haber pasado una noche juntos, se levantan y se hablan muy de cerquita y luego se besan... ASCO siempre pienso eso, digo no asco el beso si no asco la junta de salivas y alientos acedos de recien levantado... pero como dijo una amiga, EL AMOR TODO LO PERDONA...

Pero lo que si no perdona mi nariz, es esas personas que tienen años sin tocar un cepillo de dientes y que pretenden hablar conmigo, esas personas que les ofreces una "mentita" o un "chicle" por su bien y el bien de todos y lo guardan para "al rato", esas personas que parece que comen mierda y fuman puros de composta... gracias a Dios, existe el messenger y los chats en general para no pasar por eso.

En fin, evitemos que nos "ruja la buchaca" y la contaminacion del aire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada